Preguntas frecuentes sobre tipos de contrato

Obligatoriamente a través de la aplicación Contrat@ “Comunicación de la contratación laboral a través de internet”, de acuerdo al art. 2 de la Orden de 5 de noviembre de 2015, BOPV 25/11/2015, del Consejero de Empleo y Políticas Sociales, por la que se adapta el procedimiento de comunicación electrónica del contenido de los contratos de trabajo y sus copias básicas, en el ámbito de la CAPV.

No, Lanbide no puede facilitar una copia de un contrato de trabajo, y ello porque lo que las empresas realizan son comunicaciones de los contratos, que incluyen los datos principales de los contratos, pero que no son propiamente contratos.

Lo que sí puede facilitar Lanbide es una copia de esos datos del contrato que han quedado registrados informáticamente. Para obtenerlo, ha de acudir con cita a la oficina de Lanbide que le corresponda según su código postal.

La inscripción en Lanbide se acredita mediante un certificado de periodos de inscripción expedido por Lanbide a la persona que va a ser contratada.

La persona a contratar puede obtener de manera telemática este certificado a través de "Milanbidenet", o también puede obtenerlo acudiendo con cita a su oficina de empleo.

La condición de persona desempleada queda acreditada mediante la obtención del documento de Vida Laboral en la Tesorería General de la Seguridad Social por parte de dicha persona desempleada.

La persona tiene que estar desempleada e inscrita en Lanbide como demandante de empleo como mínimo 1 día antes del inicio del contrato. La empresa se podrá acoger a las reducciones/bonificaciones si cumple los requisitos requeridos y no incurre en ninguna de las exclusiones establecidas por la Seguridad Social para este tipo de contratos.

Sí, están bonificadas al 100% en la cotización siempre que sean prácticas externas curriculares y estén dadas de alta en la Seguridad Social en el epígrafe RLCE 9928.

Además, las prácticas académicas curriculares, esto es, aquellas obligatorias para la obtención del título que son realizadas por las personas estudiantes universitarias o de formación profesional, tienen una bonificación del 100% cuando medie alguna retribución, en su condición de personas asimiladas al alta a efectos de su integración en la Seguridad Social. Todo ello, según el RDL 8/2014, de 4 de julio.

El contrato eventual por circunstancias de la producción tiene una duración máxima de 6 meses dentro de un periodo de 12 meses. Esta norma general es modificable por convenio colectivo.

A la hora de contabilizar la duración máxima de la contratación eventual por circunstancias de la producción no se computa el período del contrato de interinidad.

Debe dirigirse a las oficinas de Extranjería-Subdelegación del Gobierno de su provincia, ya que es el organismo encargado de dicha gestión.

No, el contrato de interinidad debe de realizarse por el mismo porcentaje de jornada que tiene la persona trabajadora a quien se sustituye.

No obstante, en el caso de que se cubra una IT por enfermedad común no tiene que utilizarse obligatoriamente un contrato de interinidad. Particularmente, en los casos de jornada diferente a la de la persona trabajadora sustituida; se podría formalizar un contrato eventual de acumulación de tareas a tiempo parcial.

Con una persona trabajadora en situación de desempleo o con una persona que tenga concertado con la empresa un contrato de duración determinada.

La duración es indefinida o, como mínimo, igual al tiempo que le falte a la persona trabajadora sustituida para alcanzar la edad ordinaria de jubilación que, en cada caso, resulte de aplicación.

Si al cumplir la edad de jubilación, la persona trabajadora jubilada parcialmente continuase en la empresa, el contrato de relevo que se hubiera celebrado por duración determinada podrá prorrogarse, mediante acuerdo entre las partes, por períodos anuales.

El contrato se extinguirá, en todo caso, al finalizar el período correspondiente al año en el que se produzca la jubilación total de la persona trabajadora relevada.

Cuando la reducción de jornada de la persona jubilada parcialmente sea superior al 50%, el contrato de relevo debe concertarse a jornada completa y con duración indefinida.

El contrato de relevo se suscribe a jornada completa o a tiempo parcial. En todo caso, la duración de la jornada deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por la persona trabajadora sustituida.

Cuando la reducción de jornada de la persona jubilada parcialmente sea superior al 50%, la persona relevista debe de ser contratada a jornada completa y con duración indefinida.

Sí, la jornada de un contrato relevo debe ser, al menos, igual a la que tiene e la persona trabajadora sustituida, y también puede ser mayor.

El horario de trabajo de la persona trabajadora relevista podrá completar el de la persona trabajadora sustituida, y también podrá simultanearse con él.

El cese de la persona trabajadora relevada porque decida jubilarse definitivamente antes de la edad reglamentaria no interrumpe el contrato de relevo, que continúa en los mismos términos que cuando se suscribió, siempre y cuando dicho contrato estuviera concertado por tiempo indefinido.

Si el contrato de relevo se hubiera concertado de forma temporal habría que finalizar dicho contrato y concertar un nuevo contrato temporal a jornada completa, cuya duración será de un año hasta que la persona jubilada alcance los 65 años de edad.

Para obtener información sobre la situación particular de una persona, ésta deberá dirigirse al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

El contrato fijo discontinuo de fechas inciertas puede calificarse como un contrato “fijo discontinuo puro”, esto es, es un tipo de contrato indefinido en el que los llamamientos se producen en diferentes fechas cada año y los ceses también. En los períodos en que la persona no trabaje, la empresa le da de baja en la Seguridad Social. En este caso, puede empezar a percibir la prestación por desempleo (siempre que la haya generado) durante el tiempo que está dada de baja en la Seguridad Social o, alternativamente, puede desempeñar otro trabajo en otra empresa durante ese período.

En cambio, cuando los llamamientos y los ceses se producen todos los años en las mismas fechas, se trata de un contrato fijo discontinuo de fechas ciertas. En este caso, es un contrato indefinido a tiempo parcial, en el que la empresa le da de alta todo el año, aunque sólo trabaje unos meses. No percibe prestación por desempleo durante el período que no trabaja, porque está dada de alta en la Seguridad Social durante todo el año.