La Vicelehendakari presenta un proyecto de inserción socio-laboral para perceptores de RGI y/o IMV parados de larga duración

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • Mendia destaca la necesidad de que las instituciones se sigan alineando para afrontar las incertidumbres

La Vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha destacado hoy la necesidad de que las instituciones “estemos alineadas e implicadas para afrontar las incertidumbres”, y para trasladar “certezas” a la ciudadanía y a las personas en situación vulnerable.

Mendia ha presentado hoy en Sestao un programa piloto de inserción socio-laboral de personas perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos y/o del Ingreso Mínimo Vital que sean desempleadas de larga duración. Esta iniciativa, que es posible gracias a un acuerdo entre el departamento que preside y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, cuenta con fondos europeos para su financiación, será coordinado por el Servicio Público de Empleo – Lanbide, y se llevará a cabo en colaboración con una quincena de ayuntamientos.

Durante la presentación, la Vicelehendakari ha desgranado el proyecto, "totalmente innovador", que se va a iniciar con 216 personas y una subvención de 4,3 millones de euros, y que "anticipa lo que hemos propuesto en la nueva Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión: el acompañamiento, la tutoría, la personalización de los programas de inclusión".

Durante 12 meses "estas personas tendrán primero formación, en la que seguirán percibiendo el IMV o la RGI, y luego serán contratadas, adecuando sus prestaciones a través de los estímulos al empleo, y siempre acompañadas y tuteladas a lo largo de todo el proceso", ha añadido. Las actuaciones han sido planteadas por los propios ayuntamientos, están ligadas a las necesidades de cada municipio, y vinculadas a las grandes transiciones que estamos viviendo.

"Lo importante del proyecto es que ya no aspiramos sólo a contar con el mejor modelo para garantizar unos ingresos. No se trata sólo de detectar todas las situaciones vulnerables y darles protección. Se trata también de ofrecerles oportunidades de reenganche a la vida social y laboral, en el caso de quienes sean empleables", ha reiterado.

En este sentido, Mendia ha querido reconocer la implicación de los consistorios, y ha destacado la necesidad de que "las instituciones estemos alineadas para que sepamos trasladar a la ciudadanía que estamos implicadas, que sabemos aterrizar las grandes medidas europeas en la realidad de nuestros pueblos y ciudades, y que el compromiso de no dejar a nadie atrás no es un simple enunciado, sino un trabajo activo para que quienes tienen más dificultades encuentren el camino para salir de su situación vulnerable".

La Vicelehendakari ha insistido en que "un país puede presumir de dar cobertura a quienes lo necesitan, pero debe presumir, sobre todo, de no dejar a nadie en el rincón de la protección y ofrecer herramientas para que puedan desarrollar una vida digna en todos los aspectos".

Este es el modelo que "hemos propuesto al Parlamento y que queremos acordar antes de que acabe el año, y la respuesta que ha tenido este proyecto entre los ayuntamientos es alentadora para ese acuerdo. Porque exige mucho compromiso, mucho esfuerzo, y ahí se han implicado Consistorios dirigidos por alcaldes y alcaldesas de todo signo político", ha concluido.