La Comisión Europea respalda el proyecto AukerabeRRi de Lanbide para personas trabajadoras de sectores en crisis

Fecha de publicación: 

Lanbide.

La Comisión Europea ha acordado hoy respaldar con 1,2 millones de euros el programa de recualificación y recolocación de personas trabajadoras de empresas en crisis, que bajo el nombre de AukerabeRRi tiene en marcha Lanbide, como un proyecto para “invertir en las personas”.

El programa diseñado por el Servicio Público Vasco de Empleo fue trasladado a la Mesa de Diálogo Social, que lo ratificó en la sesión plenaria del 27 de enero del presente año. Tal y como explicó la presidenta de ese foro de concertación, la Vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, la pandemia “ha agudizado la situación difícil por la que pasaban algunos sectores, especialmente en la industria, para su adaptación a las transiciones sobre todo energéticas y tecnológicas”. “Esto provoca una pérdida de empleo por parte de personas que, en muchos casos, cuentan con experiencia y formación relevantes. Es un capital humano y profesional que no podemos desperdiciar y de ahí este programa para adaptarlo lo antes posible a los nuevos sectores y empresas que ya están surgiendo y que demandan perfiles muy definidos”.

La Comisión respalda ahora expresamente esa filosofía y ese proyecto porque, según ha explicado el comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, “la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19 ha afectado duramente a muchas personas e industrias”. Schmit, que ya ha confirmado su participación en el Congreso vasco de Empleo que se celebrará en noviembre, ha añadido que “la UE demuestra hoy su solidaridad con 300 antiguos trabajadores del sector metalúrgico del País Vasco español al facilitar 1,2 millones de euros con cargo al FEAG”, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, que se orientan a mejorar cualificaciones porque en tiempos de crisis, reviste la máxima importancia que invirtamos en las personas”.

La propuesta de la Comisión, que debe ser respaldada ahora por el Parlamento y el Consejo, supone un espaldarazo a las políticas transformadoras que está desarrollando Lanbide, tanto en las propuestas de programas innovadoras para las personas trabajadoras y las empresas, como en su propia estructura interna y de funcionamiento.