El incremento del desempleo en el último mes es similar al de los meses de agosto de los últimos años

Fecha de publicación: 

Lanbide.

Foto de la rueda de prensa
  • Euskadi suma 3.090 personas paradas más en un escenario de declive de la actividad, con 45.774 contratos menos firmados que hace un año
  • El 80% de las personas que han estado en ERTE desde marzo se han reincorporado ya a sus trabajos
  • Sigue habiendo sectores especialmente castigados, como la hostelería, el comercio o la educación

Agosto de 2020 ha tenido un comportamiento, en lo que al desempleo se refiere, similar al de los meses de agosto precedentes. En este último agosto, el paro registrado ha crecido en Euskadi en 3.090 personas (+2,16%). Hace un año, el octavo mes de 2019 trajo consigo un incremento del desempleo de 2.994 personas. De hecho, agosto es un mes en el que el paro aumenta, incluso en los años anteriores a la crisis financiera el incremento mensual era de más de 3.000 parados y paradas de forma habitual.

“Y todo ello en un escenario de declive de la actividad, como refleja, sobre todo, el número de contratos firmados, en un mes estival en el que son habituales las contrataciones para sustituciones en algunos sectores, como la industria, y para cubrir un incremento de la demanda, en otros, como el turismo” ha explicado Néstor Arana, director de servicios generales de Lanbide. Este agosto se han firmado 45.774 contratos Euskadi, un 31,1% menos que en agosto de 2019. De hecho, si comparamos ambos ejercicios, vemos que en la hostelería se han firmado 15.207 contratos menos (un 62,3% menos) y en las actividades artísticas y recreativas, 5.051 (un 61% menos).

“Hay indicios para pensar que algunos sectores están recuperando parte del ritmo perdido, como la industria, pero esa recuperación no llega a todos. En estos momentos, además, la situación sanitaria augura nuevos nubarrones para los más castigados y es difícil prever cuando amainará la tormenta. Hostelería, comercio o educación, siguen pasándolo muy mal, como se refleja en los datos de desempleo y en los expedientes de regulación de empleo temporales”, ha agregado el director de servicios generales de Lanbide. “También es importante destacar que, el paro está incrementando más entre las personas con menor nivel académico, lo que demuestra una vez más la importancia de la formación”.

Desempleo

Lanbide – Servicio Vasco de Empleo contabiliza un total de 146.450 registradas como personas paradas en la Comunidad Autónoma de Euskadi, o lo que es lo mismo, 29.211 más que en el mes de febrero, antes de que la pandemia de la Covid-19 irrumpiese en el mercado laboral vasco.

En este último mes, el paro ha crecido más entre los hombres (1.961), que entre las mujeres (1.129). Por edades, 675 de los nuevos parados y paradas son menores de 25 años; 1.586 tienen entre 25 y 44 años; y 829, más de 45. Por territorios, 1.508 son de Bizkaia; 759 de Gipuzkoa; y 823 de Araba.

El paro se ha incrementado en agosto en todos los sectores excepto en el sector primario (-36). En la construcción se contabilizan 321 personas paradas más; en la industria 502; y en servicios 1.728. Además, otras 575 personas no han tenido todavía su primera experiencia laboral. A un nivel de desagregación mayor, las actividades que más destacan por el aumento del paro asociado en el último mes han sido educación (+374), comercio al por menor (+268), actividades de construcción especializada (+226) y servicio de comidas y bebidas (+191).

ERTE en Euskadi

En la CAE 30.045 personas permanecen en situación de ERTE (expediente de regulación de empleo temporal) al finalizar el mes de agosto. Son, el 16% del total de 188.511 personas que han pasado por esa situación, según los ficheros de Lanbide. De hecho, el 80%, 149.882 personas, ya se han reincorporado a su puesto laboral, mientras que un 4,55%, 8.584 personas, han pasado al desempleo. Respecto al 31 de julio, hay 8.714 personas menos en situación de ERTE.

En cualquier caso, la evolución de los ERTE también refleja qué sectores siguen siendo los más castigados por la crisis económica actual. En la hostelería, 6.796 personas siguen en ERTE, son el 22% del total de personas que han pasado por uno. En el comercio, son 6.142 las que aún no se han reincorporado, el 17%. Además, cabe destacar la evolución del empleo ligado a la educación, ya que de las 5.356 personas que han llegado a estar en situación de ERTE, se han reincorporado 3.139 (el 59%); 1.002 siguen en situación de espera (19%) y 1.215 han pasado a engrosar las listas del desempleo (23%).

“En el otro lado de la balanza, la industria manufacturera es el sector de la actividad que mayores tasas de reincorporación presenta, con un 89%”, ha indicado Arana. En concreto, 41.888 de las 47.052 personas que han pasado por un expediente de regulación de empleo temporal ya están trabajando. En actividades más concretas, como la fabricación de productos minerales no metálicos (96%), la fabricación de otros materiales de trasporte (96%), la fabricación de vehículos (95%), la industria química (93%) o la metalurgia (91%), la reincorporación es incluso más notable. También las actividades sanitarias y de servicios sociales han reincorporado ya a 7.287 trabajadores y trabajadoras (84%); y la construcción a otros 7.094 (85%).