Beatriz Artolazabal: "Centramos nuestro presupuesto en la reducción del desempleo por debajo del 10% y en la atención a los colectivos sociales más vulnerables"

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • El presupuesto del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco para 2020 asciende a 1.021.589.450 €, excluido el capítulo de personal, y se incrementa en 1,4 millones de euros
  • "Nuestro objetivo es conseguir la activación laboral del máximo número de personas y la labor de Lanbide resulta fundamental generar una eficaz red de trabajo"
  • "El ejercicio 2020 va ser crucial para el avance en cohesión, corresponsabilidad, igualdad e inversión social a lo que destinamos más de 84 millones de euros"
  • Se incrementa en 200.000 euros la partida encargada de financiar las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género

El presupuesto del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco para el año 2020 asciende a 1.021 millones de euros (1.021.589.450 €) excluido el capítulo de personal y se incrementa en 1,4 millones de euros. Los objetivos principales de las cuentas presentadas por Artolazabal son la reducción del desempleo por debajo del 10%, la atención a los colectivos sociales más vulnerables, la promoción de la familia, juventud y personas mayores, la conciliación familiar y laboral y la gestión de los movimientos migratorios. “Se trata de conseguir la máxima cohesión social” ha indicado Beatriz Artolazabal.   La Consejera Beatriz Artolazabal ha presentado esta mañana en el Parlamento Vasco el proyecto de cuentas de su departamento junto a la Viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, el Viceconsejero de Empleo y Juventud, Marcos Muro, el Director General de Lanbide, Borja Belandia y el Director de Servicios Iñaki Arrizabalaga.

 Artolazabal considera como objetivo principal “consolidar la tasa de paro por debajo del 10%, la clave de esta legislatura para el Gobierno Vasco, siempre alertas y preparados ante los vaivenes económicos internacionales, algo factible ya que, a pesar de esos “dientes de sierra” se consolida la tendencia positiva”. Los colectivos más vulnerables, las familias, la promoción de las personas mayores y del envejecimiento activo, la Juventud, las mujeres víctimas de violencia de género, la promoción del empleo entre personas paradas de larga duración, la Interculturalidad e Inmigración, el Tercer Sector Social y el Voluntariado constituyen las principales actuaciones presupuestarias del departamento de Empleo y Políticas Sociales.

 “Todas estas acciones constituyen las bases para la construcción de una sociedad solidaria, cohesionada, sostenible y competitiva. Una Euskadi moderna y previsora basada en los pilares sociales marcados por la Comisión y el Parlamento Europeo. Este presupuesto tiene como objetivo afrontar los desafíos demográficos a los que nos enfrentamos como País” ha destacado Beatriz Artolazabal.

Para la Sailburu Artolazabal “la política de apoyo a la familia y la infancia es uno de los grandes retos de este Gobierno y estos presupuestos apuestan con fuerza por ello. Ante todo, este proyecto presupuestario trabaja por el empleo de calidad en todos sus conceptos. Es un presupuesto realista”.

Empleo y Lanbide

“Nuestro objetivo es conseguir la activación laboral del máximo número de personas y para ello, la labor de Lanbide resulta fundamental generar una eficaz red de trabajo entre todos los agentes implicados para ofrecer un ecosistema estable que acompañe a las personas en la mejora de su empleabilidad y en su inserción en el mercado laboral. Pretendemos que cada persona usuaria cuente con un acompañamiento y atención personalizada en su acceso al empleo o a la mejora del mismo” ha indicado la Consejera.

Para alimentar este nuevo ecosistema y dotar de contenido al trabajo en red y a la colaboración interinstitucional y social, hemos habilitado una nueva partida de 6 millones de euros.  El presupuesto de Lanbide para el ejercicio 2020 asciende a un importe de 886,7 millones de euros (886.743.000 euros). Supone un incremento de 1,7 millones de euros (1.776.000 euros) en relación al ejercicio anterior.  A esto hay que añadir una partida de casi 8 millones de euros para la realización de inversiones en la red de oficinas de Lanbide dirigidas a lograr una red de oficinas más sostenible y a ofrecer una atención más amigable y cercana. 

“En el desglose del presupuesto, 469,15 millones del presupuesto de Lanbide se dirigen a la Inclusión Social. De ellos, 449,5 millones se dedican al pago de las prestaciones de la RGI y PCV.  Un contexto económico favorable ha permitido la transición de personas beneficiarias de RGI al mundo laboral (con los datos del mes de octubre, se sitúa en 53.000 personas perceptoras), además, una mejor gestión de los recursos ha permitido ajustar esta partida a la necesidad actual.  Esto ha sido invertido en reforzar las políticas de inclusión y de empleo. La recuperación económica está concediendo oportunidades a los colectivos más vulnerables o desfavorecidos” ha detallado Artolazabal.

275,77 millones del presupuesto de Lanbide se dedican a programas de empleo, lo que supone un incremento de un 7,4%, sobre todo en los servicios de fomento del empleo e inserción laboral. En este apartado destaca un nuevo programa de competencias digitales, dirigido al apoyo en la reinserción laboral a quien se ha quedado fuera del mercado laboral y no dispone de red de apoyo. 

También resalta la puesta en marcha de un programa de bonos de impacto social dirigidos a atender a las personas desempleadas de larga duración donde se va a tener una especial consideración con la perspectiva de género o de la nueva línea de apoyo a las empresas de inserción para la inversión en activos. “Se trata de una batería de medidas para atender las necesidades que tiene, o pueda tener la sociedad vasca, en un momento de inestabilidad económica” ha comentado la Consejera Artolazabal.

Formación

En lo que respecta a la formación, Lanbide dedicará 114,35 millones de euros a acciones formativas, aumentando en 3,56 millones respecto al ejercicio anterior. En términos porcentuales implica un 3,2% adicional. En este ámbito, “hay que tener en cuenta la incorporación de Hobetuz dentro de Lanbide, lo que optimizará y mejorará los recursos destinados a la formación”.

Artolazabal ha señalado que “el Proyecto de Digitalización de Lanbide permitirá una mejora notable en la gestión para lo que se destinan 700.000 euros.  En los programas y medidas que vamos a desarrollar desde Lanbide durante 2020 atendemos especialmente a las personas en situación de vulnerabilidad como son los jóvenes, las mujeres, los mayores de 55 años, los parados de larga duración y las personas con discapacidad. Establecemos políticas específicas que atiendan sus necesidades para que puedan acceder a un empleo”.

“En el ámbito de la juventud, el objetivo del Departamento es favorecer la emancipación Juvenil y para ello invertiremos, a través del programa de Garantía Juvenil, 6,5 millones de euros destinados a formación y contratación de jóvenes en desempleo. En esta área impulsamos el servicio de información juvenil Gazte Bizhitza centrado en la educación, el empleo y la vivienda” ha señalado Artolazabal.

Los programas específicamente destacados en el apartado de empleo juvenil cuentan con las partidas: Programa para la transición educativa al mundo laboral: 3 millones €; Programa para el retorno juvenil:  1,5 millones euros; y Programa fomento del emprendimiento: 500.000 euros.

En el área de empleo, Artolazabal ha destacado los Planes Locales de Empleo con una inversión de 22.000.000 de euros promocionando a los colectivos más desfavorecidos: jóvenes parados, mayores de 55, mujeres en desempleo y personas paradas de larga duración. “Esos planes se basan en acciones de fomento del empleo; ayudas a la contratación; otras acciones de desarrollo local y proyectos estratégicos. Con ellos se generan casi 4 mil empleos”.

“Somos conscientes de la especial situación de dificultad en la que se encuentras algunas comarcas vascas, por lo que habilitamos una línea de acciones de promoción de empleo local en Zonas de Actuación Prioritaria con una dotación de 10 millones de euros. Considero que, gracias a la labor iniciada hace unas décadas por profesionales, entidades e instituciones, es posible una sociedad inclusiva, una Euskadi inclusiva y centrada en los Objetivos del Desarrollo Sostenible, aunque todavía nos quedan muchos pasos que dar” ha indicado en su intervención.

Para el ejercicio 2020, Artolazabal ha anunciado “una apuesta decidida en el ámbito de la discapacidad por el empleo, aumentando la cuantía dedicada a los Centros Especiales de Empleo y a las Unidades de Apoyo, para el mantenimiento y creación de más puestos de trabajo. Para ello, se amplía en 9,1 millones de euros esta partida alcanzando los 50,6 millones para Centros Especiales de Empleo y destinamos 5 millones a Unidades de Apoyo, con un incremento de casi un 20%”.

Inclusión social

Artolazabal ha anunciado, para el ejercicio 2020, un incremento de la cuantía de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 2%. “La mejora de contexto económico ha propiciado la incorporación de personas preceptoras de RGI en el mercado laboral y ese descenso de personas preceptoras ha posibilitado que parte de esta partida para el ejercicio del 2020, sirva para reforzar las políticas de inserción laboral destinadas a las personas que todavía reciben la prestación. En esta área, destaca una partida de 1,8 millones de euros destinada a financiar el seguimiento y acompañamiento de personas que se encuentran en situación pre-laboral, en colaboración con los ayuntamientos vascos”.

Asimismo, se consolidan las partidas para Ayudas de Emergencia Social que ascienden a 27,5 millones de euros. “Sensibles a las situaciones de pobreza energética de algunas familias vascas y, conscientes que una gran parte de las AES están destinadas a estos conceptos, de manera adicional hemos consignado 400.000 euros para hacer frente a gastos energéticos”.

Políticas Sociales

“En el ámbito de las Políticas Sociales queremos avanzar en cohesión, igualdad e inversión social para que todas las personas puedan hacer realidad su proyecto de vida. En el terreno de las Políticas Sociales, mejoramos las dotaciones del ejercicio anterior con un incremento de 2 millones de euros, un 1,34%.  Este incremento está dirigido básicamente a afrontar dos de los grandes retos de País que les he mencionado: Reto demográfico y Reto migratorio” ha explicado la Consejera de Empleo y Políticas Sociales.

 El Fondo destinado a proyectos de desarrollo de los servicios y de prestaciones económicas consideradas no estabilizadas estará dotado con 20 millones de euros, 14 de ellos aportados por el Gobierno Vasco. El Fondo garantiza y da continuidad al despliegue del Sistema Vasco de Servicios Sociales

Artolazabal se ha referido a las políticas familiares resaltando que “el ejercicio 2020 va ser crucial para el avance de en corresponsabilidad, igualdad y en la inversión social y vamos a destinar 84 millones de euros para este ámbito. En el año 2020 se desarrollará una apuesta decidida por la conciliación corresponsable. Se incrementa la cuantía destinada a la conciliación en 20,5 millones. Con la aprobación de la modificación del Decreto de Ayudas a la Conciliación no sólo se equiparán los permisos de ambos progenitores, también se incrementan las cuantías a las familias más vulnerables y, además, se simplifica la tramitación de las solicitudes”.

“Es necesario incidir en la sensibilización de la sociedad en conciliación corresponsable, acompañando a las empresas en la implementación de medidas que favorecen la conciliación.  Se estabilizará en 2020 el trabajo iniciado en el marco de la iniciativa Kontzilia 30.  Con esta y otras medidas se continúa dando cobertura a la Estrategia y Plan de Acción para reducir la brecha salarial en Euskadi” ha matizado.

En cuanto a la dirección de Servicios Sociales, ésta contará con una inversión para el año 2020 de 33,5 millones de euros. “Alcanzado el objetivo marcado para esta legislatura en el servicio de Teleasistencia, seguimos mejorando el servicio para que siga como referente en el ámbito europeo y vamos a abordar la soledad no deseada de las personas mayores, elemento clave en una sociedad envejecida como la nuestra” ha indicado Artolazabal en el Parlamento.

El presupuesto del Gobierno Vasco para la Teleasistencia en 2020 es de 9 millones de euros. Para 2020 está prevista la extensión de la teleasistencia de “betiOn hasta las 56.000 personas usuarias. Destaca el apoyo a las entidades del Tercer Sector Social, con ayudas que superan los 6 millones de euros, y se incrementa en 200.000 euros la partida encargada de financiar las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género hasta alcanzar la dotación de 1,3 millones de euros.

Artolazabal ha incidido en que desde el departamento de Empleo y Políticas Sociales se realiza “una apuesta transversal y decidida por el apoyo a las mujeres víctimas de la violencia machista y por ello presentamos cuatro programas que prestan especial atención a las víctimas de la violencia de género. El año pasado dos centenares de mujeres recibieron esta indemnización para ayudarles a afrontar una vida independiente del maltratador.  También desde el área de políticas sociales reforzamos SATEVI, el servicio especializado de atención a víctimas de la violencia machista. Nuestro teléfono 900 840 111 gestionado por una decena de profesionales reforzará su colaboración con el estatal 016.  También Lanbide se vuelca en el apoyo a las víctimas de la violencia machista. Con absoluta discreción y tacto, Lanbide atiende a aproximadamente a 2.000 víctimas en cada ejercicio. Las mujeres y los menores a su cargo son apoyados recibiendo la RGI.”

Movimientos migratorios

“La migración constituye una realidad evidente y, dentro de la creciente diversidad cultural, este fenómeno supone una de las claves que debemos atender. La inversión prevista en el presupuesto vasco de 2020 se establece en más de 6 millones de euros, lo que supone un incremento de más de un 6%. El reto para el año 2020 es continuar y completar la puesta en marcha de las acciones recogidas en el V Plan de Actuación en el Ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración 2018-2020” ha explicado Artolazabal.

“Insistimos en la integración real y efectiva de las personas migrantes y vamos a potenciar, junto con las entidades que trabajan en la interculturalidad, la atención a las nuevas necesidades. A lo largo del 2020 reforzaremos los recursos destinados a migrantes en tránsito y potenciaremos el Programa Harrera dirigido a personas migrantes que desean asentarse en Euskadi: se acompaña a las personas en esos primeros pasos en nuestra tierra con acogida, información y formación”.

En cuanto a las políticas de Diversidad, destacan las actuaciones en materia de Inmigración, LGTBI y Pueblo Gitano dirigidas a favorecer la convivencia de todas las personas destacando el Servicio Vasco de Integración y Convivencia Intercultural-Biltzen, con 1,1 millones de euros y el Servicio Berdindu, con 447.220 euros, mejorando con la actualización del nuevo servicio.

El presupuesto para el ejercicio de 2020 del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco garantiza, según Artolazabal,  la consecución de mayores cotas de empleo, con más calidad; la mejora y apoyo a las políticas de la conciliación laboral y la propuesta de una pacto social por la Familia y apoyo a la Infancia; lo que contribuye a superar el reto demográfico; un compromiso con la inserción e inclusión de los colectivos desfavorecidos; el desarrollo de acciones de apoyo a las personas mayores promoviendo el envejecimiento activo. Aquí iniciamos una estrategia dirigida a personas cuidadoras; la constante formación de los colectivos laborales y de quienes están en proceso de acceso al empleo; un decidido trabajo para nuestra Juventud colaborando en su emancipación y definición de un proyecto de vida y un apoyo solidario a las personas migrantes en su búsqueda de una vida”

“Presentamos un presupuesto para el año 2020 social y sostenible, que recoge y supera los principios de la construcción social de Europa, con especial atención a los sectores de la sociedad más vulnerables, centrado en el empleo, en la atención a las prestaciones sociales, y apoyando a la familia y a las personas” ha concluido la Consejera Artolazabal.