Marcos Muro destaca ''la importancia de la formación y la educación para el acceso juvenil a los mercados del empleo, cada vez más exigentes, cambiantes y especializado''

Fecha de publicación: 

Lanbide.

El Viceconsejero de Empleo y Juventud del Gobierno Vasco, Marcos Muro, ha recordado hoy –Día Internacional de la Juventud conmemorado por Naciones Unidas- “la importancia de la formación y la educación para acceder a los mercados del empleo cada vez más exigentes, cambiantes y especializados”.

 

“Una formación de calidad, especializada y compartida por empresas y sistemas educativos consigue que la juventud de todo el planeta tenga más oportunidades de acceder a un empleo que satisfaga la vocación y valía de cada joven siempre teniendo en cuenta la sostenibilidad y el respeto al entorno, como prevén los Objetivos de Desarrollo Sostenible” ha destacado Marcos Muro quien destaca “la buena posición que en este terreno ofrece Euskadi y que nuestros jóvenes han de saber aprovechar”.

 

Naciones Unidas recuerda que existen en el mundo 1.800 millones de jóvenes entre los 10 y 24 años de edad pero más de la mitad de la infancia y adolescencia de entre 6 y 14 años no sabe leer o no tiene conocimiento básico de matemáticas, a pesar de que la mayoría de ellos asiste a la escuela. “Esta crisis global en el aprendizaje amenaza con fuerza el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible” recuerda Naciones Unidas.

 

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud para promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio y generar un espacio para generar conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

 

Transformando la educación

El tema de este año destaca los esfuerzos internacionales para conseguir una educación más inclusiva y accesible para todos los jóvenes y, en particular, el empeño de los propios jóvenes. Este año, el Día Internacional de la Juventud hace hincapié en el Objetivo número 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: “garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos”.

 

Según Muro, “una educación inclusiva y accesible es elemental en todo el planeta para lograr el desarrollo sostenible y el acceso a un empleo. La necesidad de una educación de calidad en el desarrollo de los jóvenes está ampliamente reconocida, así como el hecho de que un desarrollo juvenil integral beneficia a la toda la sociedad. En Euskadi tenemos ese alto nivel educativo y  además, nuestra enseñanza está sabiéndose adaptar a los requisitos de las nuevas formas de producción, anticipándose y ofreciendo un alto nivel de calidad”