El mes de julio deja 1.741 personas paradas en la Comunidad Autónoma Vasca

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • En el cómputo general, la tendencia es de reducción del desempleo por debajo del 10%, es un reto que ya se está alcanzando
  • En la referencia anual el paro ha descendido en 7.973 personas en los últimos doce meses
  • Durante julio ha disminuido el paro de larga duración en 687 personas mientras que el de corta duración ha aumentado en 2.428 personas

El pasado mes de julio el número de personas desempleadas registradas en las oficinas de Lanbide ha aumentado en 1.741, para situarse en 113.084, siendo el aumento en términos relativos del 1,56% y “la tendencia es de reducción del desempleo ya por debajo del 10%, un reto que ya se está alcanzando y que hay que consolidar. Quedan muchos retos que superar en este objetivo que realizamos entre toda la sociedad, empresas e instituciones y así conseguiremos esa definitiva reducción del desempleo” según detalla la consejera Beatriz Artolazabal. Julio suele ser un mes variable y al que le afecta el final de curso.  En la referencia anual el paro ha descendido en 7.973 personas en los últimos doce meses. En el cómputo general la tendencia es de reducción, aunque la continua bajada del desempleo registre ocasionalmente estas situaciones.

Lo más positivo del mes de julio es que continúa la buena evolución entre las personas paradas de larga duración. También se registra un incremento del cobro de prestaciones por desempleo debido fundamentalmente al habitual desplazamiento al paro de trabajadores del sector de la educación que han generado derechos al cobro de una prestación por desempleo contributiva durante el curso escolar.

El dato de la evolución del desempleo no ha tenido reflejo en la evolución de la contratación. El volumen de contratación disminuye un 0,87% en relación al mes pasado, pero aumenta un 5,8% en relación a julio de 2018. La contratación indefinida observa cierta ralentización en relación a la evolución observada durante el año pasado.  

En julio de 2019, 37.156 personas paradas, 2.068 más que el mes pasado cobran alguna prestación por desempleo. Este incremento es debido al desplazamiento al paro de trabajadores del sector de la educación que habían venido generando derechos al cobro de una prestación por desempleo contributiva durante el curso escolar.

El perfil de las personas paradas con peor evolución durante el mes de junio se corresponde con el de hombre, entre 25 y 44 años, procedente del sector servicios. Sigue la buena evolución entre personas paradas de larga duración. Durante este mes disminuye el paro de larga duración en 687 personas mientras que el de corta duración aumenta en 2.428 personas.

En la referencia anual, se aprecia positivamente una fuerte disminución del colectivo de larga duración con un decremento del 12,47% mientras que el de corta duración permanece estable con un leve crecimiento (+0,28%). Este buen comportamiento del paro de larga duración es una excelente noticia ya que es un indicador de que la recuperación económica también está dando oportunidades a las personas paradas más cronificadas.

El dato de la evolución del desempleo no ha tenido reflejo en la evolución de la contratación. El volumen de contratación disminuye un 0,87% en relación al mes pasado, pero aumenta un 5,8% en relación a julio de 2018. Preocupa la ralentización del dinamismo de la contratación indefinida en relación a la evolución observada durante el año pasado. El acumulado de indefinidos durante estos 7 primeros meses del año es ya un 5,93% inferior al del año pasado en las mismas fechas.