Artolazabal: "El paro de Euskadi se reduce en junio en 2.530 personas"

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • Se sitúa en 111.343 personas, siendo el descenso en términos relativos del 2,2%.
  • Desciende en 9.142 personas en los últimos doce meses; desde junio de 2013 a hoy se ha reducido en 62.670 personas.
  • Artolazabal: “es precisa una formación acorde con las nuevas demandas tecnológicas y digitales y también con otras formas productivas más tradicionales”
  • “El compromiso es de todos. Especialmente son precisos empleos de calidad para nuestra juventud: preparada y con ganas de iniciar una vida autónoma y comprometida con el resto de la sociedad vasca”.
  • “El empleo es la base de una sociedad cohesionada y avanzada”.
  • La afiliación a la Seguridad Social ha crecido por encima de lo previsto, con 4130 afiliados en alta laboral más que en mayo
  • Es el mejor junio desde 2007:    19.634 afiliados más que en junio del año pasado y se ha recuperado el nivel de marzo de 2008.

En el pasado mes de junio el número de personas desempleadas registradas en LANBIDE ha disminuido en 2.530 personas, para situarse en 111.343 personas, siendo el descenso en términos relativos del 2,2%. En junio el paro ha disminuido algo más que en del año anterior. El paro ha descendido en 9.142 personas en los últimos doce meses. Desde junio de 2013 a hoy el paro ha descendido en 62.670 personas.

La afiliación a la Seguridad Social ha crecido por encima de lo previsto, con 4.130 afiliados en alta laboral más que en mayo por lo que es el mejor junio desde 2007. Se cuentan 19.634 afiliados más que en junio del año pasado a tan solo 9.518 afiliados del máximo histórico conseguido en junio de 2008. Se ha recuperado el nivel de marzo de 2008. La afiliación también ha crecido con respecto a hace un año y lo ha hecho en Euskadi en 19.634 personas, lo que se traduce en una subida del 2,06 %. Por Territorios la evolución ha sido positiva tanto en términos intermensuales como interanuales. Así en junio con respecto a mayo de 2019, Gipuzkoa ganó 1.987 inscritos, un 0,61 % más; le siguió muy de cerca Bizkaia con un aumento en 1.971 afiliados (0,41 %) y Araba/Álava con 172 (0,11 %).  En relación con junio de 2018, Bizkaia ha sumado 11.117 inscritos a la Seguridad Social en ese mes de 2019, un 2,34 % más; seguida de Gipuzkoa con 6.879, un 2,16 % de aumento; y Araba/Álava con 1.638 afiliados más, un 1,03 % de crecimiento. Por regímenes, de los 973.634 inscritos en Euskadi a la Seguridad Social, 797.099 están en el régimen general, 171.965 son personas autónomas y 4.353 pertenecen al del mar.

Varía la tendencia a la disminución en el ritmo de descenso interanual del desempleo que venía produciéndose en la mayoría de los meses del año 2018 y los primeros meses de 2019. El perfil medio de las personas paradas con mejor evolución durante el mes de junio se corresponde con el de hombre, menor de 25 años, y sin empleo anterior. 

Por el contrario, el perfil con evolución más reducida se corresponde con el de una mujer, entre 25 y 34 años, y del sector primario. Aun así, el desempleo femenino ha disminuido un 1,1% en el último mes, 739 mujeres paradas menos, y un 7% en el último año, 4.840 mujeres paradas menos. Actualmente el 57,9% de las personas paradas son mujeres, cuando al comienzo de la crisis el número de personas paradas llegó a ser muy similar en ambos géneros.

El desempleo joven (de 16-24 años) ha disminuido en 847 personas durante el último mes, descenso del 10,2%; en el último año aumenta en 322 personas (aumento del 4,5%). El desempleo disminuye en 1.077 personas entre las personas mayores de 45 años: con una disminución del 1,8%.   Durante el último año disminuye en 3.686 personas: un descenso del 6%. Es un dato positivo dado que las dificultades de reincorporación al mercado laboral aumentan a medida que se incrementa la edad de las personas paradas.

El desempleo de larga duración ha disminuido en 1.083 personas durante el último mes, descenso del 1,8%; durante el último año disminuye en 8.432 personas, descenso del 12,7%.  El desempleo de larga duración ha experimentado mejor evolución que el desempleo de corta duración en la relación anual.

“Necesidad de formación y de calidad”

Este mejor comportamiento del desempleo de larga duración es un indicador de que la recuperación económica está dando oportunidades a las personas paradas más cronificadas. En junio de 2019 ha aumentado el porcentaje de personas con derecho a una prestación por desempleo. Actualmente el 31,5% del total de personas paradas tienen derecho a esta prestación social, porcentaje 0.3 puntos superior al del mes pasado. En términos absolutos 427 parados menos reciben algún tipo de prestación por desempleo.

El volumen de contratación ha crecido un 3,09% en relación al mes pasado.  El sector primario es el que más ha descendido en relación con el mes pasado una vez concluida la punta de actividad en la agricultura. Las actividades que tienen un mejor comportamiento durante este último mes han sido el comercio, las industrias manufactureras y las artísticas y recreativas.

 Según la Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal “En junio el número de contrataciones ha sido de 93.475 de los cuales 7.827, un 8,37%, han sido de carácter indefinido, porcentaje levemente superior al correspondiente al mes pasado. Sigue reduciéndose el desempleo en todas las áreas, sobre todo, en sectores de mayores de 45 y en paro de larga duración. Eso es positivo, hay que continuar así y, a pesar de los vaivenes de las economías y mercados internacionales, hemos de insistir en la necesidad de una formación permanente y actualizada de todas las personas que desean acceder al mercado laboral”.

Artolazabal estima precisa “una formación acorde con las nuevas demandas tecnológicas y digitales y también con otras formas productivas más tradicionales, pero siempre susceptible de mejora. El compromiso es de todos: como sociedad, como instituciones y como empresas. Especialmente pongo el acento en la necesidad de empleos de calidad para nuestra juventud: una juventud muy preparada y con ganas de iniciar una vida autónoma y comprometida con el resto de la sociedad vasca. El empleo es la base de una sociedad cohesionada y avanzada”.