Beatriz Artolazabal: "la desaparición de las diferencias de género en el cuidado de hijas e hijos repercutirá positivamente en la promoción de las Familias e Infancia"

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • Jornada dedicada a la “Estrategia de inversión en las familias e infancia de Euskadi” en Bizkaia Aretoa, Bilbao
  • El “IV Plan de Apoyo a las Familias y a la Infancia” verá la luz esta próxima primavera
  • “Las políticas de familia están basadas en la corresponsabilidad y la conciliación”

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, considera que “la desaparición de las diferencias de género en el cuidado de hijas e hijos repercutiría positivamente en la promoción de las Familias e Infancia”. Artolazabal ha participado esta mañana en una Jornada dedicada a la “Estrategia de inversión en las familias e infancia de Euskadi” que se desarrolla en Bizkaia Aretoa de Bilbao.

 En el encuentro, además de Beatriz Artolazabal, intervienen la Viceconsejera Lide Amilibia, Olga Cantó de la Universidad de Alcalá, Lucas Gortázar. De la Universidad del País Vasco, Irene Lapuerta de la Universidad Pública de Navarra, Jordi Longas de la Universidad Ramon Llull, Claire Billard directora de Infancia y Familia del Departamento de Pirineos Atlánticos, Paola Parravano del Observatorio Departamental de Protección a la Infancia, Maite Larrañaga del Consorcio Haurreskolak, Enrique Arranz de la EHU UPV, Ernesto Sainz Lanchares, director de Familia y Diversidad del Gobierno Vasco y Loli García del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

 Según la Sailburu Artolazabal “existe una relación directa entre el déficit de natalidad y la persistencia de las desigualdades de género, especialmente en lo que se refiere a la responsabilización en la crianza de los hijos y la estructuración de los tiempos sociales ya que el reparto de las tareas domésticas entre los personas ocupadas en Euskadi resulta muy desigual”.

 “En 2015, las mujeres que trabajan fuera de casa destinaban 4,5 horas diarias al cuidado de los hijos e hijas menores de 15 años, mientras que los hombres únicamente 2,9 horas diarias. El 14,9 % de las mujeres ocupadas no está satisfecha con la implicación de su pareja en las tareas domésticas. Por el contrario, una gran mayoría de los hombres ocupados (70,4%), se muestran muy satisfechos con la implicación de su pareja” ha recordado la Consejera Artolazabal al recordad la necesidad de insistir en las políticas de familia basadas en la corresponsabilidad y la conciliación.

 Políticas sociales y demográficas

“Lo abordado en esta jornada es de suma importancia y transcendencia para nuestro País y para toda la Unión. En idéntico sentido, el programa del Gobierno Vasco señala que Euskadi, como gran parte de la sociedad europea, tiene el reto de desarrollar políticas de carácter social y demográfico que afronten el progresivo envejecimiento de la sociedad y la necesidad de fomentar la natalidad”.

 “Asimismo, la atención a las personas mayores, especialmente en estado de dependencia, y las políticas de apoyo a las familias y a la infancia, constituyen dos pilares fundamentales de las políticas sociales. A partir de esa constatación, el Gobierno Vasco, al igual que nuestras principales instituciones forales y locales, organizaciones sociales y mundo empresarial, reconoce la importancia de las familias como núcleos de relación humana y educación social, afectiva y comunitaria” ha destacado Artolazabal.

 “Nuestro objetivo se consigue con políticas que faciliten a las personas que ya tienen responsabilidades familiares, y a aquellas que quieran constituir una familia, la realización de su proyecto vital en las mejores condiciones posibles, trabajando para superar las dificultades económicas, laborales o de otro tipo, que puedan impedirlo. Para ello, el Gobierno Vasco ha establecido entre sus objetivos de País el de aumentar la natalidad e incrementarla atención y ayuda a familias con hijas e hijos” ha recalcado la Consejera.

 Beatriz Artolazabal considera que hay que tener en cuenta diversos hechos de especial relevancia como “el primero y fundamental, y que no es exclusivo de Euskadi porque afecta a toda Europa: las bajas tasas de natalidad y de fecundidad, y las dificultades para tener el número de hijos e hijas deseado”.

 Artolazabal ha ofrecido diversos datos: en Euskadi nacieron en 2015 8,6 criaturas por cada mil habitantes. Inferior a la media de la UE-28 (10) y muy inferior a países como Irlanda (14,2), Francia y Reino Unido (12) o Suecia con (11,8). Fue, en cambio, similar al conjunto del Estado (9), y sólo ligeramente superior a países con los valores más bajos de toda la UE: Grecia (8,5), Portugal (8,2) e Italia (8). En cuanto a la fecundidad en Euskadi, la tasa de fecundidad se sitúa en 1,39, muy lejos de los 2,78 hijos/as de media obtenidos en 1975, y de los 2,1 necesarios para el reemplazo generacional según estudios científicos”.

 “El índice más bajo lo presenta Bizkaia con 1,31 hijos/hijas por mujer en edad fértil; mientras que Araba alcanza los 1,49; y Gipuzkoa los 1,47. No obstante, y esto también hay que ponerlo en valor, Euskadi es la única comunidad autónoma del Estado donde la fecundidad ha crecido durante el período de crisis, pasando de un valor de 1,3 hijos/as por mujer en 2008 a otro de 1,39 en 2015. Aun así nos queda mucho por hacer” ha cuantificado Beatriz Artolazabal.

 Según Artolazabal, buena parte de las familias vascas tienen menos hijos e hijas de los que desearían: el 72% de las personas jóvenes desearía tener dos o más hijos/as, pero el número de hijos por mujer es de 1,3. En 2014 un 5,6 % de los hogares vascos, casi 50.000, tenían problemas ligados a la reproducción familiar o demográfica, no teniendo los hijos o hijas deseados por escasez de recursos económicos, inseguridad laboral y/o problemas relacionados con su cuidado y atención”.

 La Consejera Artolazabal ha destacado otro hecho “que tambiénha contribuido sin lugar a dudas a las bajas tasas de natalidad, como es el  progresivo retraso de la maternidad, dato que viene unido al también progresivo retraso de la emancipación. Euskadi destaca en el contexto europeo por una tardía edad de emancipación, en el entorno de los 30 años, y la edad media de las madres en Euskadi es de 33,4 años en 2015. Se sitúa, no sólo claramente por encima de la media de la UE (30,5) sino, también, de los países con las edades medias más altas como Italia (31,7), Irlanda (31,6), Luxemburgo (31,5), o Grecia (31,3)”.

 En su intervención, la Sailburu Artolazabal ha recordadola posibilidad de reemergencia de la pobreza infantil, y el peso creciente de la herencia en los procesos de movilidad social y en la reproducción de la desigualdad. Ademas existe una relación directa entre el déficit de natalidad y la persistencia de las desigualdades de género, especialmente en lo que se refiere a la responsabilización en la crianza de los hijos/as, y la estructuración de los tiempos sociales.

 IV Plan

“En Euskadi desarrollamos políticas de familia desde hace muchos años y ahora estamos trabajando en la elaboración del “IV Plan de Apoyo a las Familias y a la Infancia” que verá la luz esta próxima primavera, lo que significa que hay otros tres planes anteriores. Estos Planes realizados en Euskadi han venido con acciones concretas que sitúan a Euskadi, con diferencia, como la comunidad autónoma del Estado que más partidas económicas destina a las ayudas para las familias” ha añadido la Consejera de Empleo y de Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

 “Se trata, en el caso de las ayudas a las familias con hijas e hijos, de las únicas ayudas de todo el Estado que tienen carácter de derecho subjetivo y universal, destacando también que estas ayudas se hayan mantenido incluso en un contexto de grave crisis económica. Sin embargo, nuestras tasas de natalidad son las más bajas del Estado, lo que significa que una apuesta por las ayudas económicas a las familias con hijas e hijos no es suficiente para que la ciudadanía vasca tenga las hijas e hijos que desee” ha especificado Artolazabal.

 La Consejera Artolazabal ha recordado “la gran labor desarrollada por el Consorcio Haurreskolak, del Departamento de Educación, y que se ha convertido en una herramienta fundamental e indispensable en aras de la ansiada y pretendida conciliación de la vida personal, familiar y laboral”.

 “Todo esto no es suficiente, y por ello hemos tenido que dar un paso al frente con un gran pacto de país para abordar con éxito el reto de mejorar nuestras tasas de natalidad, tan necesarias para asegurar nuestras pensiones y para alimentar de mano de obra nuestras empresas y es aquí donde cobra sentido el Pacto por las Familias y la Infancia suscrito el pasado día 18 de enero por las tres Diputaciones Forales, la asociación de Municipios Vascos-Eudel, y el Gobierno Vasco que fue aprobado el 20 de diciembre, por unanimidad, en el Consejo Vasco de Familia” ha comentado Artolazabal.

 La firma del “Pacto Vasco por las Familias y la Infancia”, tras la elaboración de la Estrategia Vasca de Inversión en las Familias y la Infancia, ha sido el segundo hito en todo este desarrollo y todo este proceso culminará con la materialización del Pacto y la Estrategia en medidas concretas que se verán reflejadas en el “IV Plan de Apoyo a las Familias y a la Infancia” que tenemos previsto finalizar para esta primaveraha comentado en el acto de apertura de la Jornada la Consejera Artolazabal.

 El encuentro que se desarrolla hoy en Bizkaia Aretoa tendrá continuidad en un work coffee que se celebrará el miércoles de la semana que viene en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz.