Fecha de publicación: 25/11/2015

La Comisión Europea aprueba el Programa operativo del Fondo Social Europeo de la CAPV 2014-2020

Departamento de Empleo y Políticas Sociales.

  • El programa recoge actuaciones por un importe total de 107,65 millones de euros; la mitad aportado por la Unión Europea
  • El 57,3% se destinará a fortalecer el empleo y la movilidad laboral; y el 37,16% a promover la inclusión y combatir la pobreza y la discriminación

Con la primera reunión constitutiva del Comité de Seguimiento del Programa Operativo FSE del País Vasco, celebrada esta mañana en Bilbao, se lanza el nuevo periodo de ayudas de la Unión Europea al empleo y la inclusión social a Euskadi a través del más antiguo de los fondos estructurales y de cohesión europeos, el Fondo Social Europeo.

La Comisión Europea aprobó el Programa Operativo del Fondo Social Europeo (FSE) de la Comunidad Autónoma del País Vasco el pasado 27 de agosto tras concluir que el documento presentado ‘contribuye a la Estrategia de la Unión para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y a la cohesión económica, social y territorial’. Para este periodo, el programa recoge actuaciones por un importe de 107,65 millones de euros. La mitad de ese presupuesto, 54,12 millones serán aportados por la Unión Europea, y la otra mitad por las instituciones vascas.

El objetivo de las actuaciones de este nuevo Programa Operativo, diseñado con el horizonte de 2020 (aunque es ampliable tres años más, hasta 2023) es mejorar el acceso al mercado de trabajo, tanto por cuenta propia como por cuenta ajena, a las personas desempleadas, incluyendo especialmente las de larga duración; mejorar la calidad del empleo; y facilitar la inclusión laboral de las personas con más dificultades, como personas con discapacidad y personas en riesgo de pobreza o exclusión social.

Las inversiones previstas se centrarán en las siguientes prioridades: el 57,30% del presupuesto se destinará a fortalecer el empleo y la movilidad laboral; el 37,16% a promover la inclusión social y combatir la pobreza y cualquier tipo de discriminación; el 2,75% a medidas de innovación social; y el 2,79% restante a asistencia técnica para el correcto desarrollo del programa.

El Programa Operativo prevé atender a más de 48.000 personas y cuando termine su ciclo, en 2023, se espera que entre sus resultados se cuente con 10.000 personas que hayan obtenido alguna cualificación tras su participación, 9.000 personas que obtengan un empleo bien por cuenta propia o por cuenta ajena y que otros 8.000 participantes en situación o riesgo de exclusión social se activen en la búsqueda de trabajo y o bien se integren en los sistemas de educación o formación, o bien obtengan un empleo.

Este nuevo Programa Operativo ha sido elaborado por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco en base al análisis de la situación socioeconómica y laboral de la CAPV en los últimos años y recoge una serie de líneas de actuación enmarcadas en los objetivos y prioridades de inversión que le competen en el ámbito de actuación del Fondo Social Europeo.

El Consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Ángel Toña, ha destacado el aporte de estos planes, ya que “Euskadi lleva muchos años recibiendo fondos europeos y en concreto financiación del Fondo Social Europeo, y no cabe duda de que ha contribuido a mejorar nuestras variables de empleo e inclusión social en Euskadi, especialmente durante los peores momentos de la crisis económica”.

Distribución

Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, como organismo competente en políticas activas de empleo en Euskadi tiene asignada la ejecución de la mitad de la partida de los 107 millones de euros que se movilizarán en el Programa Operativo recientemente aprobado. Los programas que ha incorporado y que cofinanciará en el Programa Operativo son:

  • Formación para el empleo dirigida mayoritariamente a la obtención de Certificados de Profesionalidad o para la acreditación de competencias profesionales. Se priorizará la formación en aquellos sectores con mayor potencial de inserción en el mercado laboral, entre los que se encuentran los sectores estratégicos de la economía vasca.
  • Desarrollo de programas formativos de movilidad europea.
  • Ayudas a la contratación de personas desempleadas entre las que se incluyen las ayudas para contratación en centros de trabajo de empresas vascas en el exterior.
  • Itinerarios integrados de inserción social y laboral para personas con dificultades de inserción en el mercado laboral o en riesgo de exclusión.
  • Ayudas al empleo con apoyo para personas con discapacidad en el mercado laboral ordinario, ayudas a la contratación indefinida de personas con discapacidad y ayudas a las Unidades de Apoyo de los Centros Especiales de Empleo.

La otra mitad de asignación económica del Programa se ha abierto a la participación de otros organismos externos al Gobierno a través de una convocatoria concurrencial. Esto, que en el actual periodo de programación responde a una exigencia reglamentaria de asociación y gobernanza en varios niveles, es algo que se lleva haciendo en Euskadi en anteriores periodos de programación: trabajar en el marco de Fondo Social Europeo en partenariado público-privado con los agentes relevantes en los ámbitos de actuación del Programa. Se puede decir que en esto Euskadi ha sido pionera y que nuestra experiencia nos ha convencido de que es el camino a seguir.

Los organismos participantes en el Programa Operativo son tanto entidades públicas como las Diputaciones Forales y Ayuntamientos, así como otros organismos, como por ejemplo: la Asociación de Agencias de Desarrollo-Garapen, la Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi – ASLE y entidades del Tercer Sector como: Ehlabe, Emaus y la Asociación Sendotu Aldi Berean para la Inclusión Social que engloba a la Federación Sartu, Agiantza y Cáritas, entre otros.

Mujeres maltratadas

De los proyectos participantes en el Programa Operativo merece especial mención en una fecha como la de hoy en la que se celebra el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, el proyecto desarrollado por Suspergintza Elkartea y Fundación EDE dirigido especialmente a las mujeres víctimas de violencia de género. Mujeres a las que sus dificultades para el acceso al mercado laboral y para la permanencia en el mismo provocan que se encuentren obligadas a aceptar salarios bajos y condiciones de trabajo deficientes, colocándoles en un mayor riesgo de pobreza y exclusión social. Los objetivos que persiguen en este proyecto son: potenciar sus competencias personales, sociales y técnico-profesionales; conseguir su inserción laboral; y sistematizar el conocimiento aprendido para transferirlo a los diversos recursos tanto generalistas como especializados de empleo y de atención a mujeres.