Artolazabal detalla en el Parlamento Vasco la implantación de la huella digital como mecanismo de identificación para mejorar la gestión de Lanbide

Fecha de publicación: 

Lanbide.

  • "Concluida la fase piloto y finalizada la prueba en 10 oficinas de Lanbide, está prevista, para marzo de 2019, la extensión del servicio"
  • 9.005 personas la han aportado ya de forma voluntaria para su posible utilización una vez sea operativa
  • "Facilita las relaciones con la Administración: es un sistema simple, rápido y seguro de identificación, autenticación y firma de la ciudadanía"

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha explicado esta mañana que “el Gobierno Vasco está procediendo a la implantación de la huella digital como mecanismo de identificación para mejorar la gestión de Lanbide, también en cuanto a la Renta de Garantía de Ingresos se refiere”.  En una intervención parlamentaria, Artolazabal ha señalado que “se trata de una medida tecnológica eficaz y moderna en la que trabajamos con detalle desde el inicio de la Legislatura. Dada su complejidad,  su puesta en marcha debe realizarse con garantías y fiabilidad y para ello hemos realizado diversas pruebas necesarias para un adecuado funcionamiento  de la tecnología”.

En su explicación, la Consejera de Empleo y Políticas Sociales ha indicado que “concluida la fase piloto, y finalizada la prueba que se ha realizado en 10 oficinas de Lanbide, está prevista, para marzo de 2019, la extensión del servicio”.

Según ha detallado “la utilización de los datos biométricos en la identificación y prestación de servicios con criterio de voluntariedad se está desarrollando conforme al calendario de implementación previsto cuyas etapas son: la fase piloto realizada en la oficina de Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz a finales de 2017; entre abril y setiembre de 2018 se ha desarrollado la fase de prueba en 10 oficinas que se va a prorrogar hasta marzo de 2019 dados los ajustes necesarios para estabilizar la aplicación. Han sido, hasta hoy viernes, 9.005 las personas que voluntariamente la han aportado para su posible utilización una vez sea operativa. A partir de marzo de 2019 se desarrollará la fase de extensión a las 42 oficinas de Lanbide”.

La identificación será, según Beatriz Artolazabal para todas las personas usuarias de los todos los servicios de Lanbide. “Para facilitar las relaciones con la Administración resultaba esencial habilitar un sistema simple, rápido y seguro de identificación y autenticación, así como de firma de la ciudadanía. La implantación de la huella digital supone mejorar y facilitar la gestión a profesionales y personas usuarias de Lanbide”.

Beneficios

La Sailburu ha explicado que “la obligatoriedad o exigencia de la misma dependerá del apoyo que el Parlamento le otorgue a nuestra propuesta de mejora y actualización de la Ley. De entrada, el uso de la huella digital va a tener dos beneficios para aquellas personas que hayan facilitado de forma voluntaria, sus datos biométricos: antes de fin año se podrá realizar el acceso mediante el sistema “giltza” al portal digital de servicios de Lanbide, de una forma rápida y segura; y, además, en los tótems o peanas de consulta informática que se están colocando en las oficinas de Lanbide, la huella digital facilitará, desde marzo, la expedición del ticket de una forma rápida para la tramitación y la gestión de citas previas”.

“La exigencia de utilización de los datos biométricos en todos los servicios de Lanbide para las personas usuarias dependerá de la habilitación legal oportuna, actualmente incorporada a la proposición de Ley de reforma de la Renta de Garantía de Ingresos, pendiente de tramitación en esta Cámara. Mientras tanto, el Gobierno Vasco sigue el proceso de implantación  de la huella digital como mecanismo para mejorar la gestión de los servicios de Lanbide, entre ellos la Renta de Garantía de Ingresos” ha recalcado la Consejera.